La cocina ayurvédica: los mejores alimentos según tu dosha

La ayurveda es el sistema curativo probablemente más antiguo del mundo. Nació en la India hace más de 5.000 años, en la era védica, y tiene una fuerte relación con la filosofía yóguica. La ayurveda ha sido influencia para muchos sistemas de medicina a lo largo de la historia, desde la antigua Grecia hasta la Medicina China Tradicional.

Según la ayurveda, todos estamos hechos de tipos de energía que  se clasifican en tres doshas. Los doshas se refieren a nuestra constitución tanto física como mental e influencian nuestro bienestar. Cada persona tiene un dosha dominante o bien una combinación. Los doshas son diferentes combinaciones de las energías primarias: tierra, aire, agua, fuego y éter. Cuando nuestros doshas están en balance estamos saludables, pero cuando no, nuestro cuerpo manifiesta enfermedades ya sea de la piel, de la digestión, ansiedad , insomnia, etc. 

Partiendo de que la comida es energía, la dieta ayurvédica se basa en favorecer y balancear los doshas de la persona a través de alimentos o tipos de comida específicos. Una vez sabido tu dosha dominante, practicar una dieta ayurvédica que lo favorezca te va ayudar a estar en tu estado de bienestar ideal.

Dosha Vata (aire y éter)

Vata es frío, seco, irregular, áspero, siempre cambiante. Vata es movimiento y rige el sistema nervioso y el proceso de eliminación. Normalmente tienen piel seca y manos frías. Cuando en balance, son entusiastas y flexibles, de mente creativa y energéticos. Cuando en desequilibrio, presentan episodios de fatiga, ansiedad, dormirán mal y su digestión será sensible. 

Comidas favorables: al ser un dosha frío, le convienen comidas calientes con texturas pesadas. Añadir mantequilla o grasa es bueno para estabilizar Vata. Sabores salados, agrios y dulces. Leche caliente, crema, mantequilla, sopas calientes, estofados, cereal caliente, pan recién horneado, nueces crudas, frutas dulces y bien maduras. Tés herbales y calientes con algún snack a última hora de la tarde.

 

Comidas a evitar: comidas frías como ensaladas, vegetales crudos, bebidas frías, cafeína y frutas demasiado verdes ya que son astringentes.

Dosha: Pitta (fuego y un poco de agua)

Pitta es caliente y tiene buen apetito y digestión. Son aventureros, agresivos, inteligentes y agudos. Los Pittas se meten en problemas al abusar de la sal y lo picante o de comer demasiado. Pitta es intenso, ligero, ácido. Controla la digestión, el metabolismo y la producción de energía. Cuando en desequilibrio son impacientes y emocionales y pueden sufrir alergias de la piel, úlceras, ardores o indigestión. 

Comidas favorables: comidas más bien frías o tibias, no muy calientes. Sabores amargos, dulces y astringentes son ideales. Comidas refrescantes en climas calientes como ensaladas, leche y helado. Tés herbales especialmente de menta o raíz de regaliz. Le conviene una dieta vegetariana ya que la carne roja calienta el cuerpo. Los Pittas deberían consumir mucha leche, granos y verduras.

 

Comidas a evitar: No usar mantequilla ni grasas añadidas. Evitar vinagre, quesos, alcoholes y comidas fermentadas. Reducir el café, las nueces, las bebidas calientes, el picante, la miel y la yema de huevo. Evitar comidas oliosas, calientes, fritas y muy saladas. 

Dosha: Kapha (tierra y agua)

Kaphas tienen cuerpos más pesados y retienen líquidos y grasa fácilmente. Son calmados, lentos, anclados, oliosos, blandos, sólidos, fríos. La función de Kapha es la unión celular y formación de tejidos, es la inmunidad y la protección.

Kaphas son amorosos, pacientes, fuertes y de piel radiante. Cuando fuera de balance, son demasiado apegados, testarudos y resistentes al cambio.

Comidas favorables: comida caliente, ligera y seca. Mejor comidas poco cocinadas e incluso crudas. Preferible cocinar en seco (hornear, asar, a la plancha). Comidas picantes, lechuga romana o endivias, agua tónica. Son buenas para Kapha las especies comino, sésamo, turmeric y fenogreco.

 

Comidas a evitar: vigilar con el azúcar, la sal, la grasa y lo frito ya que retienen con facilidad. La comida principal debería ser en medio del día y comer algo muy ligero y seco en la noche. Evitar lácteos, aceites y comida fría.

La configuración de cookies en este sitio web está configurada para 'permitir todas las cookies' para brindarle la mejor experiencia. Haga clic en Aceptar cookies para continuar utilizando el sitio.
¡Te has suscrito!
Este email ya está registrado.