Los mudras - gestos sencillos y poderosos

Los mudras son gestos tan sencillos y a la vez tan sabios. Ya dijo Aristóteles en su día que la mano era el instrumento de los instrumentos, y es que en ellas tienes poderosas herramientas que puedes utilizar para obtener grandes beneficios en el flujo energético de tu cuerpo y mente. En la práctica del Yoga, el acto de formar mudras con tus dedos y manos está estrechamente relacionado con la psique, es decir, como la mano y el cerebro forman una unidad indisociable, a través de los movimientos y las posiciones que hagas con ellas estarás actuando directamente en tu campo mental, otorgándote grandes beneficios, que van desde el tratamiento de dolencias físicas, como puede ser el dolor de espalda, la relajación, o incluso ayudarte a superar miedos y fobias. Lo mejor de todo es que los mudras te aportan un soplo de bienestar en cualquier momento o lugar que decidas concederte unos instantes para ti, no tienen complicación y no es necesario que estés practicando una kriya de Yoga (conjunto de ejercicios que trabajan un aspecto en concreto) para realizarlos, poner tu intención es lo único que se requiere. Existen muchas variantes: mudras estáticos, mudras dinámicos, etc., y cada uno de ellos está enfocado a trabajar un aspecto en particular. Hoy te quiero hablar del mudra de venus, que tiene como finalidad concentrar la energía del segundo chakra (centro de energía) y canalizarla hacia los chakras superiores, de esta manera circula la energía sexual o creativa y se activa el equilibro glandular, así consigues sentir la motivación necesaria para afrontar tu vida, y la apertura suficiente para compartirte con los demás. ¿En qué consiste el Mudra de Venus? Empieza entrelazando los dedos de las manos con las palmas separadas. Si eres hombre debes colocar el pulgar derecho sobre el izquierdo, presionándolo ligeramente, y si eres mujer al revés, el izquierdo sobre el derecho ejerciendo igualmente una ligera presión. El pulgar representa el ego y su monte está asociado con la sensualidad y la libido, es decir, con la energía creativa que puede ser canalizada. De forma natural el pulgar que queda en el interior se coloca en la membrana entre el pulgar y el índice de la mano opuesta, este punto de la mano en digitopuntura se trabaja para tratar trastornos intestinales, la sinusitis, resfriados, dolores de garganta y la tos. Además de lo dicho hay que sumar que los órganos sobre los que se incide a través del mudra tienen relación con la aceptación, el desapego y la verdad. Sat nam, Irune
La configuración de cookies en este sitio web está configurada para 'permitir todas las cookies' para brindarle la mejor experiencia. Haga clic en Aceptar cookies para continuar utilizando el sitio.
¡Te has suscrito!
Este email ya está registrado.