Los 5 Koshas: qué son

En el yoga se habla de 5 koshas o envolturas del ser humano que se van atravesando a medida que nos acercamos al alma, la parte más interna de nuestro ser. En este blog te explicamos qué son y en cuál de cada uno de los 3 cuerpos se encuentran. Porque si bien en Occidente solo consideramos 1 cuerpo, el físico, para los yoguis, este es solo el primero de 3 y al cual siguen, en nivel de sutileza, el cuerpo astral y el cuerpo casual. 1. EL CUERPO FÍSICO Es el cuerpo denso que nace, crece, cambia, se deteriora y cuyos componentes vuelve a la tierra y el ciclo alimenticio cuando muere. Los yoguis prestan mucha atención a este cuerpo, pero no es para glorificarlo, sino para traerlo bajo el control de la mente consciente y utilizarlo para propósitos espirituales más elevados. El cuerpo físico tiene una capa: 1A. ANNAMAYA KOSHA o envoltura física. Está formado por la energía más básica, la materia. 2. EL CUERPO ASTRAL Está conectado al cuerpo físico por un sutil cordón por donde pasan corrientes vitales. Cuando este cordón se corta, el cuerpo astral parte y el cuerpo físico se muere. El cuerpo astral tiene tres capas: 2A. PRANAMAYA KOSHA o envoltura pránica. Está compuesto por 72.000 nadis o canales astrales por donde fluye el prana o energía vital. 2B. MANOMAYA KOSHA o envoltura mental. Está formado por la mente automática que recibe y procesa la información de los cinco sentidos y con la cual llevamos a cabo las funciones automáticas de nuestra vida diaria. 2C. VIJNANAMAYA KOSHA o envoltura intelectual. En esta capa está nuestra capacidad de discernir y tomar decisiones que luego van pasando a las capas menos sutiles.
3. EL CUERPO CASUAL También conocido como cuerpo semilla, pues almacena impresiones sutiles en forma de karma que controlan la formación y crecimiento de los otros 2 cuerpos y que determinan todos los aspectos de la siguiente reencarnación. El cuerpo casual tiene una sola capa: 3A. ANANDAMAYA KOSHA o envoltura de la dicha. Aquí residen las experiencias de la felicidad y la alegría. Cuando practicamos yoga, las asanas o posturas actúan directamente sobre el Annamaya Kosha, los pranayamas o técnicas respiratorias sobre el Pranamaya Kosha y la meditación sobre los Manomaya y Vijnanamaya Koshas. Así se va limpiando y purificando cada envoltura hasta alcanzar Anandamaya Kosha y permitir que la felicidad se manifieste en nuestro ser.
La configuración de cookies en este sitio web está configurada para 'permitir todas las cookies' para brindarle la mejor experiencia. Haga clic en Aceptar cookies para continuar utilizando el sitio.
¡Te has suscrito!
Este email ya está registrado.