Kundalini Yoga: Ser feliz en medio del desafío

El lema del Kundalini Yoga es simple: “Tu derecho de nacimiento es vivir sano, feliz y realizado”. Kundalini Yoga es una filosofía ancestral que postula que cada persona es infinita y creativa en potencia. Cada uno de nosotros posee tres facetas: El cuerpo, la mente y el alma. Al poner énfasis en la estimulación de la energía sobre estas tres partes, el practicante de Kundalini yoga comienza a explorar su propia profundidad y naturaleza, a desbloquear los canales energéticos, liberarse, y comprender su existencia en relación con el universo para convertirse en una persona íntegra, equilibrada y con conciencia en su vida cotidiana. Esta práctica ancestral es mucho más que un sistema de ejercicios físicos: El Kundalini Yoga es una dinámica y poderosa herramienta para expandir la conciencia. ¿Para qué querríamos expandir nuestra conciencia? La apertura de conciencia permite equilibrar el organismo, observarse, mirar hacia dentro y elevar las capacidades creativas para conocer el rol y cualidades que tenemos como seres humanos individuales y colectivos. ¿Has experimentado una clase? La energía Kundalini permanece dormida en la base de la columna, y es a través de ejercicios, meditaciones y mantras cuando comienza a ser despertada. Esta energía asciende a través de los canales energéticos del cuerpo para elevarse hacia la coronilla y abrir la conciencia. Cuando el cuerpo y la mente están sanos, y la energía (prana) fluye por el organismo sin obstáculos, es cuando uno puede pensar y actuar como un verdadero ser humano. En cada clase se realiza una serie de ejercicios denominada kriya: Una secuencia de posturas (asanas), respiración (pranayama), cerradura (bhanda) y sonido (mantra) que se integran y permiten un estado y efecto en la persona. Esto le permite a una semilla florecer, a un pensamiento volverse realidad, y a un deseo volverse un compromiso. Kundalini Yoga es la ciencia que enseña clase tras clase a guiar y focalizar tu propia energía, y es ideal para sobrellevar los desafíos diarios en el marco de la exigencia de las sociedades ‘modernas’. La práctica aporta tranquilidad, fuerza, carácter, compromiso, autosanación y un cambio de conciencia para hacer de la realidad personal lo que uno desea, con un sistema nervioso fortalecido y la claridad para la toma de decisiones con valentía y amor. Artículo escrito por Vanesa del Centro Shunia Yoga, Escuela de Formación de Profesores de Kundalini Yoga en Barcelona.
La configuración de cookies en este sitio web está configurada para 'permitir todas las cookies' para brindarle la mejor experiencia. Haga clic en Aceptar cookies para continuar utilizando el sitio.
¡Te has suscrito!
Este email ya está registrado.