Entrevista a Senge Dorje (Congreso Mediterráneo de Yoga)

Del 15 al 17 de febrero el Instituto de Estudios del Yoga y la revista Tú Mismo organizan el I CONGRESO MEDITERRÁNEO DE YOGA con el objetivo de fomentar la práctica del yoga y entregar al mayor número de buscadores de nuestro país unas jornadas inolvidables, entre los más consagrados de la disciplina y también entre los que comienzan, pues como sabemos, en el espíritu la igualdad es absoluta. El congreso está organizado por Victor M. Flores (Senge Dorje, su nombre espiritual del budismo tibetano) que se ha formado en distintas líneas de hatha, kriya, Kalpa siddhi y tantra yoga. A Senge Dorje le gusta el yoga para abrir los ojos, y también para cerrarlos, como el amor. Hemos entrevistado a Senge Dorje y nos explica cómo ha empezado con el yoga y sus pensamientos sobre su evolución en nuestra sociedad. 1. ¿Cómo encontraste tu camino hacia el yoga? En realidad yo no buscaba al yoga. Más bien el yoga me encontró a mí. Uno no elige ni enamorarse ni que le caiga una tormenta de verano encima. Son cosas que te suceden y que te empapan inmediatamente. El yoga apareció de forma fortuita y me caló hasta los huesos y hasta el día de hoy ese escalofrío tan repentino como inesperado me dura. No fue una seducción lenta, no hubo coqueteo ni aproximaciones cautelosas. Fue un flash, un relámpago en mitad de cielos muy oscuros que me hizo dudar de todo lo que hasta ese día para mi eran verdades inamovibles, la forma en la que veía la vida y el papel que jugaba. El yoga se convirtió en una amante muy celosa desde el primer momento. Organizador de la Conferencia de Yoga Valencia2. Como fiel practicante y organizador de encuentros de yoga, ¿sabría decir porqué el yoga se ha extendido considerablemente entre la sociedad en los últimos años? Fundamentalmente por necesidad. Hemos perdido más que nunca el rumbo. Pero no podemos olvidar que los presupuestos del yoga son milenarios. eso significa que hace dos o tres mil años el ser humano tenía las mismas necesidades que hoy en dia, los mismos miedos y las mismas inquietudes. Por eso el yoga vio la luz. Si el ser humano hubiera vivido en un estado nirvático, sin frustración ni temor, el yoga no hubiera tenido razón de ser. Hoy la técnica ha supuesto un severo retroceso frente al humanismo. Todos los valores morales están en retroceso. Y cuando hablo de moral hablo de ética, no de moralina. Estamos en la época del todo vale y eso se traduce en angustia vital. El yoga es el antídoto. 3. Esta ''masificación'', ¿pone en riesgo alejarse de la verdadera vocación y exploración espiritual y física del yoga? Es decir, ¿cree que la cantidad, puede afectar en la calidad? No, claro que no. Todo lo contrario. Que se vuelva al yoga popular y que ahora esté en manos de amas de casa que van al mercado o en rockeros es su objetivo. Vestir de blanco, adoptar una pose y decir palabras elevadas en los momentos más inoportunos no deja de ser una farsa. El riesgo de la masificación es la aparición de mercaderes espirituales que buscan el enriquecimiento, lo que no es malo tampoco, pues se encuentra implícito en nuestra sociedad. El problema es cuando este enriquecimiento es fraudulento, es decir, cuando el mercader es un vendedor de humo o bien utiliza su sabiduría para esclavizar a su alumnado con verdades absolutas para conseguir de él control económico, favores sexuales o simplemente poder. Afortunadamente internet, si se sabe manejar bien, aporta la informacion suficiente como para que todos ya dominemos un lenguaje hasta hace poco hermético. Organizador Conferencia de Yoga Valencia 4. Durante el Congreso en Valencia, usted estará a cargo de una exposición llamada "líneas contemporáneas". ¿En qué consiste esta técnica y qué beneficios aporta al practicante? Bueno, es la ruptura con el yoga indio. Considero el yoga como universal y en constante evolución. En Occidente se ha enriquecido con coreografías, por ejemplo, dinamismo, una duda razonable sobre su concepto de dieta... Por mi parte he incluido en mi estilo estudios derivados de otros campos, como la biomecánica, con conceptos como campos gravitatorios o los trabajos de reich sobre los anillos transversales de tensión. El yoga no ha cambiado en India porque, simplemente, la India continua viviendo mayoritariamente en el neolítico, por lo que no ha necesitado ninguna modificación... Pero en Occidente cada generación es distinta a la de sus padres. Asumir el yoga y adaptarlo a los tiempos o enriquecerlo sólo ha sido cuestión de tiempo, como ha echo Shiva Rea o John Friend. ¿Por qué les ponemos en duda a ellos y no a BKS Iyengar o Pasttabi Jois? En su día también modificaron el yoga a su antojo creando grandes escuelas que hoy consideramos tan válidas como en años posteriores consideraremos muchas visiones de europeos y norteamericanos. 5. ¿Cree que el yoga está en constante evolución? ¿Cómo ve el yoga en un futuro? Me sumo al pensamiento de Malraux: El siglo XXI será espiritual o no será. Para entonces, muchos ya estaremos unidos en el Ser y no lo habremos podido ver en esta densidad que llamamos plano físico.
La configuración de cookies en este sitio web está configurada para 'permitir todas las cookies' para brindarle la mejor experiencia. Haga clic en Aceptar cookies para continuar utilizando el sitio.
¡Te has suscrito!
Este email ya está registrado.