Consejos para aliviar el resfriado y sentirte mejor
14 de diciembre 2017
Ojas, el néctar de nuestra vida [Parte 1]
10 de enero 2018

El Ritual de las Intenciones: Sembrar nuevos propósitos para el 2018

Ya casi llegamos al 2018. Es un buen momento para parar, coger aire y reflexionar sobre el punto en el que nos encontramos. Es una época propicia para echar una mirada a todo lo que nos ha pasado este año y sembrar nuevas intenciones para el próximo año.

Una intención es un impulso de conciencia dirigido que contiene la semilla de aquello que buscamos crear.

Hoy YogaYe te propone sentarte para hacer un ritual un poco especial. Es un ejercicio sencillo pero poderoso que puedes comenzar ahora.

¿En qué consiste el Ritual de las Intenciones?

–        Crea un espacio sagrado: haz algo para que este momento sea especial: enciende una vela, quema palo santo, pon cerca de ti una piedra o una imagen que tiene una energía especial. Apaga el ordenador y el teléfono :- )

–        Medita. Céntrate en la zona del corazón. Donde dirijimos nuestra atención, la energía fluye. Puedes colocar tus manos en el corazón para conectar con la energía de los sueños.

 –        Abre los ojos y empieza por hacer un balance del año 2017:

  • ¿Qué miedo has superado?
  • ¿Qué has conseguido cerrar? ¿A quién has dejado ir?
  • ¿Qué te ha traído este año?
  • ¿Qué tipo de personas?
  • ¿De experiencias?
  • ¿De relaciones?

Contesta estas preguntas y anótalo en un cuaderno (o en tu ordenador ;-). Cada frase tiene mucha fuerza. Toma tu tiempo pero sin forzar o intentar decir algo específico. Confía en tu intuición.

El año que acaba de pasar te permitió tener más sabiduría. Dale las gracias por esto.

Sigue contestanto estas preguntas:

  •  ¿Qué tienes ganas de crear?
  • ¿Qué quieres aprender?
  • ¿Qué quieres ver que se acerque a ti?
  • ¿Cómo ves tu entorno, tu ambiente y lugar de vida?
  • ¿Hay una relación especial que quieres construir?

Escríbelo.

Para terminar, anota lo que te inspira el año que viene. 2018, año del :… Y encuentra una afirmación que resume tu deseo. Puedes empezar por el verbo « elijo »… Escribe en presente y no en futuro.

 

Nuestras recomendaciones

No hagas muchos propósitos. Entre menos, más energía podrás dedicarle a cada uno.

El mejor momento para plantar tus intenciones es durante el período posterior a la meditación. Después de restablecer una intención, déjala ir, simplemente deja de pensar en ella.

La intención es mucho más poderosa cuando viene de un lugar de serenidad, que cuando proviene de un sentido de falta o de necesidad.

Trata de dejar ir tu apego rígido a un resultado específico y de vivir en la sabiduría de la incertidumbre (ya sabemos que no es facil ; -)

Durante el año, ¿Por qué no volver a leer tus notas? De vez en cuando, durante la meditación conecta con estas intenciones y observa las sensaciones en el cuerpo.

Sea como sea, ¡Feliz 2018 y feliz presente!

Deja un comentario