¡Una entrada gratis para la Barcelona Yoga Conference 2016!
6 de julio 2016
Consejos útiles para hacer posturas invertidas
16 de agosto 2016

Anahata: el cuarto chakra

anahata o cuarto chakra

  • Significado: anahata – intacto
  • Ubicación: zona del plexo cardíaco en el centro del pecho
  • Elemento: aire; materia gaseosa
  • Color: verde
  • Simbolismo: expansión
  • Mantra: YAM
  • Edad de desarrollo: de cuatro años a siete años
  • Sentido: tacto
  • Partes del cuerpo: pulmones, corazón, costillas, hombros y vértebras torácicas
  • Emociones positivas: afecto, amor, generosidad
  • Emociones negativas: dolor, pena, tristeza, desconsuelo
  • Actividad fisiología principal: funcionamiento de los sistemas respiratorio y circulatorio

En una entrada anterior de nuestro blog, hablamos de los siete chakras principales del cuerpo sutil, su significado y ubicación. Anahata es el cuarto chakra. Situado en la zona del plexo cardíaco en el centro del pecho, está relacionado con nuestra capacidad de amar y recibir amor, ser compasivos, vivir la alegría y aceptarnos a nosotros mismos. Se asocia con una energía llamada vyana encargada de llevar nutrientes (de alimentos, respiración, ideas y experiencias) allá donde los necesitamos.

Si su energía está equilibrada y fluye bien, no tenderás a sentir la soledad y podrás perdonar a los demás y empatizar con ellos. También sabrás cuidar de ti mismo y proporcionarte el sustento físico y emocional que precisas.

anahata o chakra del corazón

Pero la energía del cuarto chakra puede estar desequilibrada. Cuando es por exceso, se puede tender a asumir como propios los problemas de los demás, o a no atender nuestras necesidades y a anteponer siempre el bienestar de otros. Si es por defecto, la persona se puede sentir sola y aislada, o ser excesivamente crítica y carecer de empatía.

Este desequilibrio puede deberse a muchas razones: penas que estén sin resolver, o rechazo, abandono o abuso por parte de un ser querido. Para equilibrar el Anahata o cuarto chakra, te recomendamos:

Asana: posturas como Anahatasana (Postura del Cachorro Estirado), Urdhva Mukha Svanasana (Perro Hacia Arriba) o Ustrasana (Postura del Camello). En general, las extensiones de la columna que abren el pecho y las posturas que permiten que el corazón se derrita hacia el suelo equilibran el Anahata chakra.

Pranayama: Respiración Yóguica Completa. Túmbate sobre la espalda. Inhala lenta y conscientemente llevando el aire hacia el abdomen, luego el pecho y finalmente la zona de las clavículas. Observa cómo se expande cada una de estas zonas a medida que recibe el aire. Exhala lenta y conscientemente y observa cómo descienden en el mismo orden a medida que el aire abandona tu cuerpo. Repite al menos 12 veces.

Meditación: Metta Bhavana. Si se practica de forma constante, esta técnica puede ayudar a sanar traumas pasados y devolver la paz y el equilibrio al corazón. Siéntate en postura de meditación, respira profundamente llevando tu atención hacia el centro del pecho y sintiendo la calidez sanadora que irradia. Expresa un sano deseo de bienestar y felicidad hacia ti mismo en primer lugar, luego hacia una persona querida, después hacia alguien que sepas que está pasando un período difícil y finalmente hacia un ser que creas que has herido de alguna forma. Puedes terminar repitiendo el mantra «Lokah samasta sukhino bhavantu» (que todos los seres en todos los lugares sean felices y libres).

Afirmaciones: siéntate en postura de meditación y repite internamente: “Me perdono a mí misma”. O bien: “Perdono a (una persona que te haya causado dolor) y le agradezco las lecciones que me ha enseñado”.

Otros: realizar actos bondadosos al azar o de servicio altruista, abrazar a otros.

abrazar a otros

Deja un comentario