7 consejos para vivir el otoño con conciencia plena
4 de noviembre 2016
Sahasrara: el séptimo chakra
12 de diciembre 2016

Ajna: el sexto chakra o tercer ojo

Anja o sexto chakra

Significado: ajna – conocimiento
Ubicación: entrecejo
Elemento: mente
Color: azul marino
Simbolismo: más allá de los elementos físicos
Mantra: OM
Edad de desarrollo: adolescencia
Sentido: intuición
Partes del cuerpo: frente y entrecejo
Emociones positivas: raciocinio, imaginación disciplinada
Emociones negativas: superioridad moral, paranoia, cinismo, ansiedad, negación de la realidad
Actividad principal: pensamiento

Anja o sexto chakra en entrecejo

En una entrada anterior de nuestro blog, hablamos de los siete ckakras principales del cuerpo sutil, su significado y ubicación. Ajna es el sexto chakra, también conocido como tercer ojo. Situado en la zona del entrecejo, está relacionado con nuestra capacidad de liberarnos gradualmente de limitaciones autoimpuestas y ver el contexto más amplio y verdadero de nuestras vidas. Si su energía está equilibrada y fluye bien, estarás más abierta a la percepción síquica y tu sentido de la intuición estará más desarrollado. A veces, en yoga, se comienza el trabajo de chakras desde aquí, pues se dice que es más fácil armonizar los chakras inferiores si este ya está equilibrado. Pero la energía del sexto chakra puede estar desequilibrada y ocasionar mareos, inestabilidad endocrina, migrañas, sinusitis o mala visión. También es posible que dé lugar a confusión mental, insomnio, arrogancia intelectual o, si el desequilibrio es extremo, a alucinaciones o desconexión de la realidad.

Para equilibrar el Ajna o sexto chakra, te recomendamos:

Asana: posturas como Siddhasana (Postura Perfecta), Sukhasana (Postura Fácil) o  Balasana (Postura del Niño). En general, las posturas de meditación sentadas y otras que traen la frente en contacto con el suelo equilibran el Ajna chakra.

Balasana para el sexto chakra

Nasagra Drishti: drishti significa “mirada” o “visión”. Se refiere al punto de atención o foco en el que descansamos la mirada durante las asanas o la meditación. Los dristhis buscan cultivar una mirada interna que nos facilite estar presentes durante la práctica. Siéntate en postura de meditación y dirige tu mirada a la punta de la nariz manteniendo los párpados medio abiertos durante 10 segundos. Luego cierra y relaja los ojos. Puedes hacer varias vueltas llegando hasta un minuto, siempre que no sientas tensión en los ojos.

Meditación Bhuchari: si llevas gafas o lentes de contacto, te recomendamos que te las quites antes de empezar. Siéntate en tu postura de meditación preferida frente a una pared blanca. Lleva el pulgar de la mano derecha al centro del labio superior y relaja los dedos índice, corazón y anular a la vez que estiras el meñique hacia fuera. Enfoca la mirada en la punta del dedo meñique intentando no parpadear. Practica así durante cinco minutos y luego relaja la mano pero continúa mirando donde estaba la punta de tu dedo meñique. Sigue así de 15 a 20 minutos y repite varios días seguidos. Esta técnica limpia ojos, conductos lagrimales y senos.

Afirmaciones: siéntate en postura de meditación y repite internamente: “Mi mente se siente fuerte, bien enfocada y alerta”. O bien: “Confío en los mensajes que recibo de mi ser superior a través de la intuición”.

Otros: comprender y analizar los sueños es una excelente forma de conectar con este chakra y equilibrar su energía.

Explorar sueños para equilibrar el anja chakra

 

Deja un comentario