8 de septiembre 2015

Yoga para viajar: posturas para el retorno de las vacaciones

El verano va tocando a su fin, se acerca el retorno de las vacaciones y puede que tengamos que pasar horas sentados en un avión, un tren o un automóvil antes de llegar a casa. Estos largos periodos de inactividad encerrados en un medio de transporte pueden traernos malestares físicos. O bien afectar a nuestra circulación sanguínea o crearnos estrés. Afortunadamente, el yoga es un estupendo aliado para los viajes.

Yoga para viajar en el tren

Quizá la espalda sea la parte del cuerpo donde sintamos la mayor incomodidad durante un viaje. Nuestra columna “se rebela” ante la inmovilidad, el espacio entre las vértebras se comprime y la musculatura se resiente. Para aliviar tu espalda, te sugerimos intentar lo siguiente:

Giro espinal sentado: siéntate bien erguido en el borde de su asiento y cruza la pierna derecha sobre la izquierda. Coloca la mano derecha sobre el reposabrazos derecho del asiento y la izquierda sobre la rodilla derecha. Inhala y eleva suavemente la parte superior del torso para luego girar lentamente hacia la derecha mirando por encima de tu hombro derecho. Mantén la posición al menos 8 respiraciones profundas y repite hacia el otro lado.

Gato – vaca sentado: de nuevo al borde del asiento pero sin cruzar las piernas, coloca las manos sobre los muslos. Al inhalar, inclina o curva la pelvis y el abdomen hacia delante, arqueando y abriendo el pecho. Al exhalar, curva la pelvis y el abdomen hacia atrás, arqueando la columna y el pecho en sentido contrario y dejando que la barbilla se acerque al esternón.

Si puedes, levántate y estira tu cuerpo: ya sea al fondo del avión, en el pasillo del tren o en la estación de servicio de la autopista, escucha tu cuerpo y responde a sus llamadas con estiramientos. Para complementar las torsiones de columna que has hecho anteriormente, puedes flexionar tu tronco hacia delante en Uttanasana o extenderlo ligeramente hacia atrás entrando en Gomukhasana con tus brazos. El movimiento ayudará al flujo de la circulación sanguínea en general.

Uttanasana o Gomukhasana

Finalmente, las técnicas de respiración o pranayamas, como por ejemplo, Anuloma Viloma, constituyen un buen recurso a la hora de combatir el estrés. Recuerda que el aire en el interior de un vehículo puede estar seco, por lo que deberías beber abundante agua para evitar deshidratarte.

¡Esperamos que con estos consejos y posturas de yoga te sientas mejor al llegar a tu destino tras el retorno de las vacaciones!…

18 de junio 2012

Ujjayi Pranayama. La respiración psíquica

Ujjayi es uno de los ocho ejercicios de retención respiratoria mencionado en el Hatha Yoga Pradipika (manual escrito por Yogui Svatmarama a mediados del siglo XIV d.C donde se explica la integración entre las disciplinas físicas y las prácticas espirituales más elevadas del Raja Yoga)

Su principal característica es que no se trata de una respiración silenciosa, sino todo lo contrario, ya que consiste en respirar cerrando parcialmente la glotis, con lo cual se hace más lenta la entrada y salida del aire produciendo un sonido uniforme, regular y continuo por la fricción del aire contra la glotis.


La respiración ujjayi muchas veces acompaña a algunas técnicas de meditación como Ajapa Japa o Pranavidya.

– Para comenzar siéntate en postura fácil o túmbate en shavasana (postura de relajación).

– Cierra parcialmente la glotis y respira por la nariz lenta y profundamente, emitiendo un suave sonido en la garganta que ha de ser uniforme y en un tono bajo. Tienes que sentir como si estuvieses respirando a través de la garganta y que el aire no crea fricción alguna en las fosas nasales, en cambio sí escucharás el sonido emitido en la garganta, aunque no será audible para otras personas que están cerca de ti.

– Quédate concentrado en el sonido que se produce en la garganta.

Comienza respirando en ujjayi unos minutos y aumenta progresivamete la duración. Las personas muy entrenadas son capaces de sostenerla durante toda una sesión de asanas de Hatha Yoga.

¿Qué beneficios te puede aportar?

Al ejercer una suave presión sobre los senos carótidos, genera una ralentización del ritmo cardíaco, y el descenso de la presión sanguínea; también proporciona una profunda sensación de relajación y tranquilidad mental; ayuda a alcanzar estado de interiorización, concentración y meditación; si practicas ujjayi en shavasana te ayudará a superar estados de insomnio; en prácticas avanzadas se consigue mediante ujjayi dirigir conscientemente el prana.

Debido al roce del aire en la glotis la respiración Ujjayi está en relación directa con agni (el fuego), que elimina impurezas, con prana (la energía vital) y con manas (la mente), que permite la toma de conciencia.

Irune.…

14 de marzo 2012

Cuento Sufí

Cuenta una antigua historia Sufí que una mañana cualquiera un emperador se disponía a realizar su caminata cuando tropezó con un mendigo. Al verlo éste le dijo ‘dime qué es lo que quieres y yo te lo daré’, y el mendigo, sin poder contener su risa le contestó ‘preguntas como si pudieses cumplir mi deseo…’ el emperador que se sintió retado, le aseguró que así era.

Lo cierto es que no se trataba de cualquier mendigo, sino que era uno de los grandes maestros en una vida pasada del emperador; le había prometido que volvería en su próxima vida para ayudarle a despertar, ‘te has perdido esta vida pero vendré de nuevo’. Obviamente el emperador se había olvidado por completo… ¿quién recuerda sus vidas pasadas? De modo que testarudo, insistió ‘cumpliré cualquier deseo que pidas, soy un emperador muy poderoso ¿qué puedes tú desear que yo no pueda darte?’

El mendigo al final habló ‘es un deseo muy sencillo, ¿ves esta vasija para mendigar? Pues me gustaría que la llenaras con algo’.

Inmediatamente el emperador hizo que uno de sus visires trajera un montón de dinero, pero al volcarlo en la vasija desapareció. Volcó más y más, y en cuánto caía desaparecía. La vasija permanecía siempre vacía.

El palacio entero se reunió, y pronto el rumor atravesó la capital concentrando a una gigantesca multitud ¡estaba en juego el prestigio del emperador! Que estaba dispuesto a perderlo todo antes que ser derrotado por un mendigo. Diamantes, perlas y esmeraldas… sus tesoros se vaciaban, y la vasija del mendigo siempre vacía.

Harto de luchar, finalmente el emperador cayó a los pies del mendigo y admitió su derrota, ‘está bien, tú has vencido, pero antes de irte dime una cosa ¿de qué está hecha esta vasija?’

El mendigo se rió y dijo: ‘ésta vasija es como la mente humana, funciona igual que el deseo’.

Cuando vas detrás de un deseo primero experimentas excitación, suspense, aventura. Sientes que algo está a punto de suceder. Pero cuando lo consigues (el coche, el yate, la casa, la mujer…) descubres que la sensación de triunfo pasa rápido y enseguida te vuelves a sentir como al principio, creyendo que una nueva meta será la definitiva para mantener la felicidad. Esto es así porque el camino del deseo es una ilusión del ego, que intenta compensar el vacío interior poniendo la atención fuera de ti mismo.


Por lo tanto, la excitación existía sólo por obtenerlo… y tanto te embriagaste con ella, que por unos instantes te olvidaste de lo que grita en tu interior. Es así como nos movemos de un deseo a otro. Es así como seguimos siendo mendigos.

Zen: El Camino de la Paradoja
Vol. 2, pp. 208-22…

6 de marzo 2012

Recetas macrobióticas de temporada: bolas de primavera

Con la llegada del buen tiempo, los alimentos que nos ofrece la tierra son distintos, así que te propongo 4 recetas súper sencillas y deliciosas, siguiendo lo principios de la macrobiótica:

1. Bola de croqueta-humus

Ingredientes: garbanzos, alga kombu, sal, bacalao o alga nori, cebolla, coriandro, jengibre, perejil, semillas de sésamo.

Cuece los garbanzos con alga kombu y sal. Maja el coriandro y el perejil en un mortero suribachi y añade los garbanzos escurridos y la cebolla picada finamente. Tritura todo rallando encima un poco de jengibre y añade una hoja de alga nori troceada o, para los no vegetarianos, un trocito de bacalao seco desalado. Forma las bolas con la masa y rebózalas en sésamo.

2. Bola de arroz y chucrut

Ingredientes: arroz, alga kombu, sal, chucrut, sésamo negro, enebro.

Coloca el arroz cocido en kombu y sal en un bol, añade el chucrut bien escurrido con un par de bolitas de enebro por bola. Trabaja la masa con las manos y reboza la bola de arroz con sésamo negro.

3. Bola de garbanzos y amapola

Ingredientes: garbanzos cocidos, semillas de amapola, coriandro, perejil, copos de bonito, cebolla tierna picada fina.

Pon en el mortero suribachi el coriandro y el perejil. Acto seguido añade y  tritura los garbanzos, los copos de bonito y la cebolla. Forma las bolas y añade las semillas de amapola.

4. Bola de patata y acelga.

Ingredientes: patata cocida entera con sal, acelga hervida 3 minutos, hebamare (sale de hierbas y condimentos)

Tritura las patatas, previamente hervidas con sal, hasta lograr una textura de puré, añade las acelgas bien escurridas y lo condimentas todo con herbamare. Finalmente haces las bolas.

Espero que las disfrutes… ¿Porque no compartes tu receta favorita conmigo?

¡Ahora te toca a ti!

Irune.…

25 de enero 2011

Beneficios del Yoga

Hoy queremos hablaros de una parte muy importante del Yoga – las Asanas (posturas de Yoga), y de algunos de los beneficios que nos aportan. En realidad, la práctica de Yoga tiene un efecto holístico en nuestro cuerpo, ya que realizando una postura concreta no sólo trabajas una parte específica del cuerpo sino que mejoras todo tu ser.
De todos modos, aquí os contamos algunos de los beneficios que obtendréis gracias a la práctica de Yoga:

Beneficio del Yoga #1: Mejora tu flexibilidad

Éste es uno de los beneficios que podrás constatar más claramente, ya que con el paso del tiempo serás capaz de realizar ejercicios que al principio te parecían imposibles. Las posturas que realizas en las sesiones de Yoga incrementan la flexibilidad de tu cuerpo de modo muy notable y permiten destensar músculos y tendones que son fuente de dolores muy comunes: dolor lumbar, molestias en las rodillas, dolores cervicales…

Beneficio del Yoga #2: Respirarás mejor

Este punto tiene mucha más importancia de la que puede parecer. Con el Yoga aprenderás a acompasar la respiración con tus movimientos, lo que te permitirá cansarte mucho menos en tu vida diaria. Los músculos del cuerpo se mueven gracias al oxígeno que les llega a través de los glóbulos rojos, por eso es tan importante realizar una respiración efectiva. Después de unas cuantas sesiones notarás como realizas menos respiraciones y con más volumen de oxígeno aspirado, lo que además mejora la circulación de la sangre y fortalece el corazón.

Beneficio del Yoga #3: Relájate

Después de cada sesión notarás una sensación de relajación y paz interior que te hará estar mucho más tranquilo y desestresado en tu vida diaria. Mediante la práctica de Yoga se reducen los pensamientos negativos que causan el estrés (miedo, frustración, lamentación,…), y estarás más feliz en tu día a día.

Beneficio del Yoga #4: Limpieza interior

El Yoga es posiblemente el único ejercicio físico que te permite estimular y trabajar los órganos internos de tu cuerpo, lo cual puede prevenirte de muchas enfermedades e infecciones que se inician en tu interior. También mejora tu sistema inmunológico, lo que te hará más fuerte contra los elemento nocivos que ataquen tu cuerpo.

Beneficio del Yoga #5: Mejora tu autoestima

Un cuerpo sano y en forma siempre tiene un efecto positivo en la mente. Si ves que tu cuerpo funciona, que te cansas menos…en definitiva, que te ves más joven y fuerte, seguro que te sentirás mucho mejor.

Esperamos haber podido ampliar vuestros conocimientos sobre el Yoga y los beneficios que su práctica aporta. Y ya sabéis que si os animáis, siempre podéis venir a practicar Yoga con nosotros.…