9 de mayo 2015

Haz tu propio Ghee y disfruta de sus beneficios

El Ghee, llamado “oro líquido” en la India por sus cualidades terapéuticas y culinarias, es algo casi tan sencillo como una mantequilla clarificada. El Ayurveda lo considera un rasayana, una elaboración rejuvenecedora. Es parte de la alimentación y medicina india desde hace cientos de años y sirve tanto para su consumo como para su uso externo. El auténtico ghee es aquel que se cocina lentamente en un minucioso proceso en el que se eliminan el agua, la lactosa, y las proteínas.

Con un poco de temperatura el ghee se convierte en un aceite. En la nevera se solidifica.

Su delicioso sabor ahumado recuerda a las nueces, se puede conservar fuera de la nevera, sirve para cocinar a altas temperaturas puesto que se mantiene estable hasta los 250 grados, y es una grasa ideal para aquellos con intolerancia a la lactosa.
Para unos 500ml de ghee necesitarás:
• 750 gramos de mantequilla sin sal, orgánica en lo posible.
• Una cazuela de fondo grueso
• Una cuchara de madera
• Un bote de cristal
• Un colador fino
• Un trozo de tela o gasa de quesero.
1. Pon la mantequilla en la olla a fuego muy lento, no calientes la cazuela antes para no quemarla. Revuelve de a ratos y no la tapes pues buscamos la evaporación del agua.
2. Con el hervor se formará una espuma, no la retires, espera a que se evapore. La elaboración irá cogiendo un color dorado, verás que en las paredes de la olla quedará la proteína y sentirás un rico olor a tostado.
3. Comprueba que el ghee esté listo utilizando un bastoncillo de algodón. Mójalo con cuidado en la preparación, si no chisporrotea es que ya no hay agua y tu ghee está listo.
4. Cuela el ghee en el colador fino con la gasa dentro del frasco de cristal.
5. Deja enfriar sin tapar hasta que solidifique. Si tu ghee está bien hecho se conservará fuera de la nevera hasta un año.
Recomendación
Lo más importante es controlar la intensidad del fuego. Es fundamental el momento en que empieza a cambiar de color, allí debes ir con sumo cuidado para que no se queme. De cualquier modo si esto ocurre guárdalo para usar como hidratante para la piel, entre otras cosas.

Es muy importante que todos los residuos queden en el colador.

Beneficios
El ghee posee aceites monoinsaturados, es decir, grasas saludables que no aumentan el colesterol por lo que está asociado a la prevención del cáncer y enfermedades cardiacas. Contiene antioxidantes, minerales, y vitaminas A, D, E, y K. Según el Ayurveda, el ghee facilita la absorción de los componentes de ciertas plantas muy beneficiosas para nuestra salud (es parte de la fómula del Chyavanaprasha)
• Fortalece el cerebro, pulmones, hígado (HDL) y sistema inmunológico.
• Contiene ácidos grasos no saturados, saludables para el sistema cardiovascular.
• Depurativo de hígado, vías biliares e intestinos.
• Indicado en intolerantes a la lactosa.
• Regula y estimula la digestión, lubricando las microvellosidades intestinales.
• Antioxidante natural.
• Nutre la piel, la rejuvenece, aplicado con rapidez previene cicatrices y quemaduras.
• Mejora la memoria.

Pruébalo, tus comidas quedarán súper sabrosas y tu salud física y emocional te lo agradecerán. ¡Haz tu propio Ghee y disfruta de sus beneficios!…

29 de agosto 2014

Los beneficios del limpia lengua

Jihwa Prakshalana, o el rito ayurveda de raspar la lengua, es una práctica de higiene oral que remueve bacterias, residuos de comida, hongos, toxinas, y células muertas de la superficie de la lengua. La mejor forma de realizarlo es utilizando un limpia lengua de metal, concebido especialmente para ello. El cepillado habitual retira las bacterias de los dientes y encías pero la lengua queda cubierta de una capa de bacterias que causa mal aliento e incluso puede interferir en la percepción de los sabores de las comidas.

Cerca de un 50% de nuestras bacterias orales viven en las fisuras de la lengua. Limpiarla a diario con un limpia lengua ayuda a aminorar la cantidad de bacteria que nos puede llevar a tener mal aliento, enfermedades en las encías, y caries. Investigaciones odontológicas concluyen que un limpia lengua es muchas veces más efectivo que un cepillado de los de toda la vida. Podemos por supuesto cepillar la lengua, pero el barrido que realiza el limpia lengua levanta la capa y al quedarse adherida al metal, nos aseguramos una retirada mucho más completa.

Durante miles de años Jihwa Prakshalana ha sido una de las más importantes rutinas ayurvédicas para el cuidado de la salud. Cuando dormimos, el sistema digestivo trabaja para desintoxicarse. Estas toxinas, ama, son depositadas en la superficie de la lengua a través de los canales de secreción interna y son responsables de la capa que muchas veces vemos en nuestra lengua a primera hora de la mañana.

Al remover esta capa utilizando un limpia lengua, se abren los poros y las papilas gustativas permitiendo que funcionen eficientemente. Cuando tenemos las papilas gustativas bloqueadas no reconocemos los sabores y los receptores de nuestra lengua envían mensajes confusos a nuestro cerebro, desorientando nuestro sentido del gusto y el deseo por los alimentos adecuados para nuestra constitución física.

El uso del limpia lengua también evita la reabsorción de las toxinas. De acuerdo con el tradicional texto ayurveda El Charaka Samhita, varios tipos de enfermedades digestivas y respiratorias son resultados de la reabsorción de estos residuos. “La suciedad que se acumula en la raíz de la lengua obstruye la respiración y produce un desagradable olor. Por eso uno debe raspar su lengua (extracto del Charaka Samhita, Sutrasthana, V, 75)

Nuestra lengua nos da muchas pistas de lo que está sucediendo dentro de nuestro cuerpo, utilizar un limpia lengua a diario favorece la digestión y activa la producción de saliva para el resto del día. Una lengua sana se ve rosada y limpia. Lo lograrás, sin grandes esfuerzos, utilizando un limpia lengua ayurveda.

Si quieres más información sobre este producto, haz click aquí.…

26 de marzo 2012

La Ayurveda

¿Sabías que la Ayurveda es el sistema curativo probablemente más antiguo del mundo? Nació en la India hace más de 5.000 años, en la era védica, y tiene una fuerte relación con la filosofía yóguica. La Ayurveda ha sido influencia para muchos sistemas de medicina a lo largo de la historia, desde la antigua Grecia hasta la Medicina China Tradicional.


YouTube Direkt

Los tratados de la Ayurveda explican que el conocimiento fue transmitido desde un nivel espiritual superior, y que los sabios explicaban en un lenguaje poético/metafórico lo que los físicos cuánticos están descubriendo hoy ¡Impresionante!

Según la Ayurveda, la energía de las personas está compuesta por cinco elementos: tierra, aire, fuego, agua y éter. Y de ahí se originan los doshas (tipos corporales metabólicos que nacen de la combinación de los elementos).

Los doshas se clasifican en tres grandes grupos:

Vata: se compone de éter y aire. Está relacionado con la ligereza y el movimiento.

Pitta: se compone de fuego. Está relacionado con los procesos metabólicos destinados a producir energía, por ejemplo, la digestión.

Kapha: se compone de tierra y agua. Está asociado con la estructura y la estabilidad.

Así pues, estos tres tipos energéticos puros o doshas se combinan de distintas formas en cada persona dando contexturas físicas, metabólicas, psicológicas, etc. distintas.

¿Qué pasa cuando uno o más de los doshas se desequilibran? Pues que acumulamos toxinas en el cuerpo y en la mente que darán paso a la enfermedad. El terapeuta en este caso, trata de ver qué ha provocado el desequilibrio, y mediante distintas pautas de alimentación, hierbas y otras técnicas como p.e. el masaje ayurvedico, ayuda a que la persona lo consiga recuperar.

A diferencia de la visión occidental, el terapeuta ayurvédico jamás verá a alguien que acude a su consulta como un enfermo. En primer lugar él se considera a sí mismo como un acompañante de la persona en su propio camino de descubrimiento de la salud, que por otro lado nunca perdió, ya que sólo se haya en desequilibrio.

Interesante argumento de partida, ¿verdad?

Irune…