El significado espiritual de la flor de loto
1 de enero 2020
¿Qué es el algodón orgánico? 7 razones para pasarte al algodón orgánico
14 de febrero 2020

Descubre la respiración yóguica o respiración completa

 

En la India, se suele decir que la duración de la vida de una persona está predeterminada por el número de respiraciones que hará a lo largo de su vida. Cuanto más lenta y profundamente aprendamos a respirar, más y mejor viviremos.

Hoy, te hablamos de Pranayama y te invitamos a descubrir la respiración yóguica o respiración completa.

La respiración en Yoga

Nuestra respiración ritma nuestra vida, es la primera función fisiológica del cuerpo y la más importante. Todas las otras funciones del cuerpo dependen de ella. Llegamos a este mundo con una primera respiración y dejaremos este mundo con una última respiración.

La respiración es el puente entre el cuerpo físico y la mente. A través de la práctica del Yoga podemos actuar sobre el movimiento y la distribución de prana en el cuerpo e incidir sobre las constantes vitales y la actividad cerebral.

De este modo, cuando la respiración se hace más lenta y más profunda, la mente se calma.

Si puedes calmar tu respiración, tus emociones también se calmarán, restableciendo así el equilibrio en tu energía vital.

El Pranayama, el Arte de la respiración

Prana se puede traducir como energía vital o como respiración, mientras que yama se traduce como regulación, control o dominio. Por lo tanto, podemos concluir que Pranayama es la ciencia o el arte que enseña el conjunto de técnicas para controlar la respiración y la energía.

El sonido “a” de ayama se interpreta también como expansión, por lo que podemos entender que pranayama significa también expansión de la energía vital.

El Pranayama, el control de la mente

Lo que buscamos con el Pranayama es controlar el prana, mediante la regulación del ritmo de respiración y, a través, del control del prana, controlar las fluctuaciones de la mente. 

Si el prana está equilibrado y puede moverse libremente a través de los canales, nos sentimos sanos y vitales. Si el prana está bloqueado, nos sentimos enfermos o irritados. El prana da energía a todas las facultades del cuerpo. La consecuencia es que para controlar todas nuestras facultades la clave es el control del prana.

Calidad de la Respiración = Calidad de los Pensamientos

Hoy, YogaYe te invita a descubrir la respiración yóguica o respiración completa.

Tipos de respiración

Éstos son los tres tipos de respiración:

  • respiración clavicular (corta), 
  • respiración torácica (media)
  • respiración abdominal (profunda).

La respiración yóguica completa combina los tres tipos de respiración.

 

Respiración yóguica completa

La respiración completa, o respiración yóguica, es una técnica de Pranayama que fusiona los tres tipos de respiración (abdominal, torácica, y clavicular), aprovechando la totalidad de nuestra capacidad pulmonar.

Se practica habitualmente antes de una sesión de asanas o también al principio y al final de las prácticas de Pranayama, concentración y meditación. Es muy beneficiosa en momentos de cansancio, tensión o dispersión mental.

Durante la ejecución de la respiración completa, el proceso de inspiración se realiza en 3 tiempos, siguiendo la secuencia abdomen – tórax – clavícula. En la exhalación se cumple el mismo patrón de 3 fases, a la inversa. A continuación encontrarás cómo realizar esta respiración.

Técnica: ¿Cómo realizar la respiración completa?

En postura tumbada o sentada, con una mano sobre el abdomen y la otra sobre el costado (opcional):

  • Exhala por completo.
  • Inhala llenando primero el abdomen, dejando que se expanda de forma natural.
  • Sigue inspirando y siente como se expande la zona del tórax (las costillas se abren).
  • Cuando el tórax esté lleno, inspira un poco más elevando las clavículas y el pecho.
  • Retén el aire por unos instantes (relajando los hombros y el rostro), y luego procede con el proceso de exhalación.
  • Libera el aire de los pulmones iniciando por la parte superior (la zona clavicular), luego la caja torácica y finalmente la zona abdominal.
  • Deja que los pulmones permanezcan vacíos unos instantes, ante de reiniciar.
  • Exhala siguiendo el orden inverso. Primero relajando las clavículas y dejando que el pecho baje, luego contrayendo un poco más la caja torácica hasta vaciar totalmente los pulmones. Finalmente relaja el abdomen.
Beneficios de la respiración completa

La práctica de la respiración completa es un ejercicio clásico del Yoga, que facilita los procesos de relajación y concentración; además, propicia la paz interior y la claridad mental; y potencia la capacidad de autocontrol.

Si aprendemos a respirar conscientemente aplicando una respiración larga y profunda nuestra vida se expandirá, incrementaremos nuestra salud, seremos más felices y estaremos más tranquilos.

Si hay prana en el cuerpo, hay Vida.

¿Respirar mejor para sentirse mejor? ¿Lo Probamos?

¡Feliz año y feliz práctica con YogaYe!

Deja un comentario