5 de diciembre 2012

Ejercicio de respiración: Kapalabhati

En sánscrito la palabra “kapala” significa cráneo, “bhati” significa brillante. El ejercicio de Kapalabhati es un pranayama o ejercicio de control del prana (energía vital) pero además se le considera como un “kriya” o uno de lo seis ejercicios principales de purificación o de limpieza en el Yoga.

Cuando se practica regularmente se realiza una limpieza a todo el sistema de modo que el rostro brilla con buena salud y esplendor. Con la respiración normal conseguimos muy poco prana, pero cuando nos concentramos y regulamos conscientemente nuestra respiración podemos almacenar una mayor cantidad de energía vital y a aquietar la mente. Nuestro estado de ánimo se refleja en la forma en la que respiramos, de tal forma que aprendiendo a controlar la respiración, controlaremos nuestro estado anímico.

Básicamente el Kapalabhati consiste en una serie de contracciones rítmicas del abdomen seguidas de una retención del aire. Las exhalaciones-inhalaciones realizan una limpieza sobre los pulmones y en general sobre todo el sistema respiratorio, mientras que la retención provoca un incremento de la energía a nivel general.

Una vuelta de Kapalabhati
Siéntate con las piernas cruzadas, con la espalda recta y la cabeza erguida de forma confortable y los ojos cerrados. Comprueba que tus rodillas no están demasiado elevadas. Si es necesario utiliza un cojín para elevar la pelvis ligeramente del suelo. Toma dos o tres respiraciones profundas como preparación para Kapalabhati. Después de la última respiración profunda:

1.- Contrae los músculos del abdomen rápidamente, haciendo que el diafragma se mueva hacia la cavidad torácica y expulsa por la nariz el aire de los pulmones, forzadamente.
2.- Relaja los músculos del abdomen permitiendo que el diafragma descienda a la cavidad abdominal y realiza una inhalación pasiva sin forzar.
3.- Repite el bombeo rápidamente. Inhalación pasiva y expulsión enérgica del aire por la nariz se suceden continuamente.

Al finalizar el bombeo haz dos o tres respiraciones profundas hasta que el ritmo respiratorio se tranquilice, exhala completamente hasta que no quede nada de aire en los pulmones y a continuación inhala unas tres cuartas partes de tu capacidad pulmonar reteniendo el aliento. Durante la retención
lleva toda la energía al punto situado en el entrecejo, Ajna Chakra, donde puedes visualizar un punto de luz brillante.

En este ejercicio la espalda y los hombros han de permanecer inmóviles y los músculos faciales relajados al exhalar. La inhalación es pasiva, suave, lenta y silenciosa. La expulsión del aire es activa, rápida, forzada y audible.

Para comenzar, práctica tres vueltas de 20- 30 bombeos cada una y gradualmente ve aumentando hasta hacer vueltas de 50-100 bombeos. El incremento de los bombeos debe ser pausado, a razón de diez por semana en cada vuelta, para que nuestro organismo se adapte al ejercicio. Entre cada vuelta introduce una retención de aire de 50- 60 segundos sin que ésta se haga incómoda.

Este ejercicio activa el sistema nervioso central y autónomo por lo que se aconseja su práctica en la primera hora de la mañana. En cambio no se aconseja su práctica por la noche, antes de acostarse ya que provocará un aumento de energía a nivel general que podría dificultarnos la conciliación del sueño.

No deberías comenzar este ejercicio hasta haber practicado la respiración alterna (Anuloma viloma),  ya que a muchas personas les cuesta mover el diafragma adecuadamente durante la respiración. Se puede tender a mover el diafragma en sentido contrario al natural durante Kapalabhati. Los que respiran incorrectamente, contraen los músculos abdominales y elevan los hombros mientras inhalan. Hay que esperar a que se mueva de una forma natural el diafragma para empezar a realizar los bombeos que exige la práctica de Kapalabhati. De este modo, una buena preparación para realizar este ejercicio de forma correcta es la respiración abdominal.

Descrita de forma breve, la respiración abdominal consiste en relajar los músculos abdominales, dejando que el abdomen suba suavemente, en el momento de la inhalación, y permitiendo que baje con la exhalación. Además de esto es importante respirar manteniendo un ritmo constante. En algunos casos, la primera vez que se practica este ejercicio, puede provocar una ligera sensación de mareo. Esto es debido a que se está hiperventilando el organismo porque se están realizando inhalaciones activas. De este modo entra más oxígeno al organismo del necesario. En caso de que esto suceda, se recomienda detener la práctica de inmediato y tumbarse boca arriba en la postura de relax.

En una sesión de hatha yoga se puede comenzar por este ejercicio de Kapalabhati seguido del Anuloma viloma, para, después del calentamiento muscular con el saludo al sol iniciar las posturas o asanas.

28 de febrero 2012

Aceptología

Gerardo Schmedling desarrolló la Aceptología, una ciencia que asegura que aquello que no eres capaz de aceptar es la única causa de tu sufrimiento. Según ésta existen dos realidades, la externa, que no se puede cambiar, y la interna, que es la lectura que haces de la externa y que sí puedes modificar.

Como no conoces el orden del Universo luchas contra él sin ser consciente,  y esto lo haces no aceptando las experiencias y oportunidades de crecimiento que te ofrece la vida, ya que haces una la lectura errónea de ellas. Por lo tanto, cuando cambias tu realidad interior, tu realidad exterior también cambia. Esto no significa que se transforme exteriormente, sino que al aceptar determinada realidad ya has aprendido lo que ésta venía a enseñarte, así que esa ya no te corresponde. A continuación el Universo te coloca en otra situación con circunstancias diferentes para que siga tu evolución.


La Pedagogía del Universo no necesita ni puede ser modificada, por lo tanto, cuando tu no aceptas lo que te ocurre y estableces una lucha, ya sea externa o interna, te encuentras con grandes bloqueos que desembocan en sufrimiento. La Aceptología pretende que veas claramente la inutilidad de sufrir, y que comprendas que todo cuánto te sucede está diseñado para enseñarte algo que forma parte del bello proceso de evolución que es la vida.

No hay que confundir aceptación con resignación. Puedes aceptar sólo aquello que has comprendido, y sólo puedes comprender aquello que has experimentado. La resignación limita, la aceptación libera.

Según Gerardo Schmedling la vida sólo tiene un propósito: que aprendas a ser feliz por ti mismo. Cuando no aceptas la realidad como un orden perfecto, lo más probable es que tu ego esté fantaseando con la idea de que hay otras personas, otras circunstancias u otros lugares donde podrías ser más feliz. Pero la realidad es que no existe ninguna circunstancia externa que te pueda hacer feliz, como dice el propio Schmedling:

La paz se consigue solamente desde una aceptación sustentada en una compresión de amor del orden del Universo y de lo necesario de los procesos”.

Ese es el principio de la Aceptología.


Cuéntame… ¿has comprobado alguna vez la liberación que se siente al aceptar algo?

Irune.…

27 de mayo 2011

Tadasana : La pose de la Montaña

El blog de hoy va dedicado a una de las poses mas básicas en cualquier estilo de yoga que practiquemos. Su nombre es Tadasana (o también conocida como Samasthiti). Tada significa Montaña y su significado es “mantenerse firme e inmóvil como una montaña”.

Tadasana es la pose clave de las posturas de pie. Se usa como un barómetro físico, un lugar de ida y vuelta entre las posturas de pie en la que podemos apreciar cómo se siente el cuerpo después de la asana (postura de yoga) anterior.

Para realizarla, utiliza el principio de co-activación en Tadasana, distribuyendo el peso del cuerpo uniformemente a través de los pies.
Comienza presionando la parte trasera de los talones en el suelo. A continuación, distribuye el peso a través de la parte delantera del pie, desde la punta de los pies hacia los bordes exteriores.

Activa las piernas y las rodillas contrayendo los cuádriceps y levantando las rótulas. Alinea los huesos de las piernas, el fémur y la tibia, evitando la hiperextensión de las rodillas, ya que puede causar la desalineación de los huesos de las piernas. Si tiendes a extender demasiado, contrae los músculos isquiotibiales para doblar las rodillas y realinear el fémur y la tibia.

Balancea la rotación interna y externa de los fémures, acompasando la fuerza que atrae a las piernas separadas con la fuerza que atrae a las piernas juntas, para crear un sentido de estabilidad y firmeza en la pose.

Mueve la energía hasta la pelvis y estabilízala mediante la co-activación de los flexores y extensores de la cadera. Balancea la extensión y la flexión de las lumbares y contrae suavemente los músculos abdominales para evitar la deformación de las costillas inferiores hacia adelante. Finalmente, alinea la columna vertebral para que ésta asuma su curvatura natural y encaje sin esfuerzo sobre la pelvis.

Los beneficios de practicar correctamente Tadasana son el fortalecimiento de la columna, una mejor la alineación del cuerpo, la tonificación de los glúteos y el retraso de los efectos degenerativos de la vejez en columna, piernas y pies.

Empieza a practicar la Tadasana hoy mismo y tu también notarás sus beneficios.

“Quieres mantenerte con la cabeza, pero ni siquiera sabes mantenerte sobre tus pies”. –B.K.S. Iyengar…

25 de enero 2011

Beneficios del Yoga

Hoy queremos hablaros de una parte muy importante del Yoga – las Asanas (posturas de Yoga), y de algunos de los beneficios que nos aportan. En realidad, la práctica de Yoga tiene un efecto holístico en nuestro cuerpo, ya que realizando una postura concreta no sólo trabajas una parte específica del cuerpo sino que mejoras todo tu ser.
De todos modos, aquí os contamos algunos de los beneficios que obtendréis gracias a la práctica de Yoga:

Beneficio del Yoga #1: Mejora tu flexibilidad

Éste es uno de los beneficios que podrás constatar más claramente, ya que con el paso del tiempo serás capaz de realizar ejercicios que al principio te parecían imposibles. Las posturas que realizas en las sesiones de Yoga incrementan la flexibilidad de tu cuerpo de modo muy notable y permiten destensar músculos y tendones que son fuente de dolores muy comunes: dolor lumbar, molestias en las rodillas, dolores cervicales…

Beneficio del Yoga #2: Respirarás mejor

Este punto tiene mucha más importancia de la que puede parecer. Con el Yoga aprenderás a acompasar la respiración con tus movimientos, lo que te permitirá cansarte mucho menos en tu vida diaria. Los músculos del cuerpo se mueven gracias al oxígeno que les llega a través de los glóbulos rojos, por eso es tan importante realizar una respiración efectiva. Después de unas cuantas sesiones notarás como realizas menos respiraciones y con más volumen de oxígeno aspirado, lo que además mejora la circulación de la sangre y fortalece el corazón.

Beneficio del Yoga #3: Relájate

Después de cada sesión notarás una sensación de relajación y paz interior que te hará estar mucho más tranquilo y desestresado en tu vida diaria. Mediante la práctica de Yoga se reducen los pensamientos negativos que causan el estrés (miedo, frustración, lamentación,…), y estarás más feliz en tu día a día.

Beneficio del Yoga #4: Limpieza interior

El Yoga es posiblemente el único ejercicio físico que te permite estimular y trabajar los órganos internos de tu cuerpo, lo cual puede prevenirte de muchas enfermedades e infecciones que se inician en tu interior. También mejora tu sistema inmunológico, lo que te hará más fuerte contra los elemento nocivos que ataquen tu cuerpo.

Beneficio del Yoga #5: Mejora tu autoestima

Un cuerpo sano y en forma siempre tiene un efecto positivo en la mente. Si ves que tu cuerpo funciona, que te cansas menos…en definitiva, que te ves más joven y fuerte, seguro que te sentirás mucho mejor.

Esperamos haber podido ampliar vuestros conocimientos sobre el Yoga y los beneficios que su práctica aporta. Y ya sabéis que si os animáis, siempre podéis venir a practicar Yoga con nosotros.…