Los beneficios de Sirsasana 1 o postura sobre la cabeza
13 de agosto 2019
Los beneficios de los backbends
13 de septiembre 2019

¿Quién es Shiva?

Anteriormente te dimos unos detalles sobre el simbolismo del Dios Hanuman. Hoy nos gustaría detenernos en Shiva, el Dios hindú de la destrucción, de la naturaleza y de los yoguis.

Historia de Shiva: (शिवः Śivá, ‘auspicioso’), el dios destructor

En el marco del de la mitología hindú, Shiva es uno de los dioses de la trinidad supremala, Tri-murti o “tres-formas”, en la que representa el papel del Dios que destruye el universo, junto con Brahmá, el Dios que crea el universo y Visnú, el Dios preservador.

En la religión védica más antigua, la única deidad destructora era Rudra (“terrible”), pero posteriormente se volvió usual darle a ese dios el nombre eufemístico de Shiva, “auspicioso”.

Características y atributos de Shiva

Conforme a las características de los dioses de la India, tenemos el particular de que Shiva posee, tres ojos, uno de ellos en medio de su frente; en relación a eso, se dice que sus ojos tienen la capacidad de ver el pasado, presente y futuro.

Posee la piel de color azul grisáceo, se dice que es porque consumió veneno generado para crear un néctar de inmortalidad; en su frente lleva la luna en cuarto creciente representando la división del tiempo en meses, así como también en el cuello lleva una serpiente que representa la partición del tiempo en años.

Además, tiene un collar de calaveras que simbolizan el ciclo de extinción y generación de las razas en la humanidad, cabello enredado representando su dominio sobre el viento, el río Ganges, que fluye desde el cabello de Shiva que simboliza la purificación de los pecados y de los humanos, las tres líneas en la frente representan los ciclos de la vida: nacimiento, crecimiento, muerte.

Simbolismo del Dios Shiva

Shiva es el Dios de la destrucción, que acaba con lo que existe para que pueda surgir lo nuevo y la vida se transforme y renueve. Por este motivo, es más preciso definirlo como el Dios que regenera el universo.

En el camino espiritual es necesaria la destrucción de la negatividad, de los malos hábitos y de la ignorancia, además de dejar atrás el pasado para crecer y evolucionar. No es gratuito que Shiva sea conocido también como “el más grande yogui” y el Dios del Yoga.

Shiva y Yoga

En el caso de Shiva nos encontramos precisamente con distintas representaciones suyas que simbolizan su energía creadora, protectora y destructora.

Una de estas representaciones de Shiva es la de Mahāyogī, el arquetipo del yogui por excelencia. Aparece sentado sobre una piel de tigre en la postura del loto (padmāsana) o la postura perfecta (siddhāsana), frente al monte Kailash, que también es venerado como símbolo de esta divinidad.

A menudo con una de sus manos hace un gesto de protección, abhayamudrā, que significa “sin miedo” y por lo tanto aleja todo aquello que pueda causarnos miedo o hacernos daño. Esta divinidad aparece acompañada de muchos otros símbolos como son el tridente, el río Ganges naciendo de su melena, la luna creciente, el tambor llamado damaru, un recipiente para el agua (kamaṇḍalu), una serpiente alrededor de su cuello, malas hechos de una semilla llamada rudrākṣa, el cuerpo repleto de cenizas…

Casi todos estos símbolos que hemos mencionado tienen que ver con el aspecto ascético y la devoción hacia esta forma de la divinidad ayuda a fomentar esa energía en nosotros mismos.

El mantra Om Namah Shivaya

El mantra Om Namah Shivaya es una de las más poderosas fórmulas sagradas del hinduismo. Es tan antiguo como los Vedas.

Se pronuncia para convocar el bienestar y la felicidad. Es además un modo de invocar a Shiva, de acceder a ese universo espiritual donde los poderes yóguicos más poderosos pueden favorecer nuestro crecimiento personal y nuestra elevación mental. Om Namah Shivaya es un canto de poder porque en él se contiene también el mantra, Om, que es como ya sabemos, la vibración sonora del comienzo de la creación. El término namah , significa en sánscrito “salutaciones”, y Shivaya, que significa Señor Shiva. Es por tanto un saludo y una invocación para unirnos a él en armonía.

Las personas determinadas en eliminar sus cualidades negativas, pueden sentirse atraídas por este mantra.

 

¿Te ha gustado este artículo? Si crees que podría interesar a otra persona cercana a ti, comparte este artículo en tu Facebook o en otros redes sociales.

¡Gracias y buen día con YogaYe!

Deja un comentario