Crema de zanahoria exótica y nutritiva
20 de marzo 2018
¡Despierta tu energía tal como lo hace la naturaleza!
3 de abril 2018

Proteger las articulaciones de los dedos

Todas las articulaciones son de gran importancia y ésto se ve claramente cuando una no funciona de manera habitual.

Se dice que las articulaciones de los dedos son un poco más “frágiles”, porque son muy pequeñas y los músculos cercanos son bastante débiles. Muchas veces, se debe la deformación de los dedos de las manos o de los pies a inflamaciones repetidas que pueden molestar mucho, sobre todo si practicamos actividades que necesitan precisión en el tacto y el agarre.

Manos y Asanas

Es muy común ver posturas bien ejecutadas en su totalidad pero con manos “muertas”, sin vida o sin acción mental. Si la mano no está bien puesta, nos podemos lesionar, y si no estamos acostumbrados a llevarle esa atención mental, no podremos ejecutar algunas Asanas que dependen directamente de ese ajuste fino.

En muchas posturas (de pie, equilibrios, saltos en los Saludos al Sol), nos apoyamos sobre nuestras manos. Si no somos muy flexibles, tendemos a apoyarnos sobre las articulaciones de nuestras falanges, lo que povoca una presión fuerte. Además, estas articulaciones no están hechas para soportar el peso de todo nuestro cuerpo de forma repetitiva y durante mucho tiempo. Por eso hay que estar atent@s en todas las posturas que necesitan apoyarse sobre las manos.

¿Todavía buscas un mat con buen confort, tacto agradable y amortiguación? ¡Prueba la esterilla YogaYe Pro Mat!

¿Cómo apoyar los dedos de las manos?

¡Dedos extendidos pero no hiperextendidos!

El uso de las manos planas en el piso es muy importante en diferentes posturas en las que cargamos nuestro peso con ellas, los dedos se extienden y se separan para generar una superficie más amplia y segura para las articulaciones.

Lo que se debe evitar es ejercer una presión generada sobre las falanges de los dedos demasiado fuerte y con las articulaciones en hiperextensión.

Manos en forma de copa

Todas las puntas de los dedos estan apoyadas, la mano toma forma de copa. Esta posición ayuda a extender mejor los brazos y transferir la extensión hacia el pecho y los hombros.

Con bloque

Si no puedes apoyar la palma de la mano en el suelo, es preferible apoyarla sobre un bloque (ver figura 1). Tu agarre se hará sobre las palmas de las manos y podrás variar la presión entre la parte alta y la parte baja, entre los bordes internos y externos también. De este forma, tendrás un mejor apoyo para empujar y cargar todo el peso de tu cuerpo.

Si no tienes bloque, puedes conseguir uno aquí. No te olvides que centros y profesores de yoga tienen el 10% de descuento en cada uno de los productos. Mientras tanto, te puedes apoyar sobre los puños cerrados como en la figura 2.

El Yoga nos invita a ser atent@s a todo nuestro cuerpo, de las sensaciones las más sencillas a las más sútiles. En todas las Asanas que necesitan apoyarse sobre las manos, no te olvides de activar los brazos con consciencia ¡hasta la punta de los dedos!

Una vez tengamos la costumbre de que la atención no se vaya de la mano-muñeca-dedos, todo saldra con más fluidez y nos daremos cuenta de que algo en nuestra práctica ha cambiado.

Qué disfrutes tu práctica. ¡Namaste!

Deja un comentario