Tadasana : La pose de la Montaña
27 de mayo 2011
Musicoterapia con Calabazas de Agua
6 de junio 2011

Hatha Yoga: El camino físico

El Hatha Yoga es la disciplina que, en general, en Occidente se denomina simplemente Yoga. Hatha Yoga (ha = “sol”, Tha = “luna”) logra la unión de mente, cuerpo y espíritu a través de una práctica de asanas (posturas de yoga), pranayama (respiración yoga), mudra (gestos corporales) y shatkarma (limpieza interna). Estas prácticas se utilizan para purificar el cuerpo, cultivar el prana y activar el kundalini, las energías sutiles del cuerpo.

En la historia del yoga, el Hatha Yoga se desarrolló a partir del Tantra Yoga. Los tántricos utilizaron el cuerpo físico como medio para alcanzar la iluminación y desarrollar las conexiones físicas-espirituales, centrando en el cuerpo las prácticas que conducen a la Hatha Yoga. Sin embargo, el Hatha Yoga se centra exclusivamente en la transformación del cuerpo físico a través de la purificación y el cultivo de la energía vital de prana. Y todas las técnicas del Hatha Yoga son vistas como los primeros pasos para la consecución de los estados más profundos de la meditación y la iluminación que se encuentran en el camino del Raja Yoga (meditación).

El texto más antiguo utilizado ampliamente en las antiguas prácticas físicas del Hatha Yoga es el Hatha Yoga Pradipika. Este libro fue compuesto en el siglo XV  por Swami Swatamarama y se deriva de los antiguos textos sánscritos y de las experiencias propias del yoga de Swatamarama.
El objetivo principal de este texto es iluminar las disciplinas físicas y las prácticas del Hatha Yoga y la integración de éstas con las metas espirituales más elevadas del Raja Yoga. Swatamarama comienza con la explicación de la relación entre el Hatha Yoga y Raja Yoga, informándonos de que Hatha es una práctica preliminar al Raja Yoga. Nos dice que la obtención del auto-control y la  auto-disciplina es mucho más fácil cuando empezamos con el cuerpo físico y energético, contrariamente al Raja Yoga, que trata de controlar directamente la mente.

No fue sino hasta la década de 1920 cuando se popularizó el Hatha Yoga y se  extendió en la India gracias a la obra de T. Krishnamacharya y algunos otros yoguis valientes y decididos. Krishnamacharya viajó por la India dando demostraciones de poses de yoga con otros yoguis pioneros (entre sus más cercanos discípulos se encuentran Sri Patabi Jois y Sri Iyengar) promoviendo el Hatha Yoga como una buena medicina y posible cura de dolencias. Desde entonces, muchos maestros occidentales y de la India se han convertido en pioneros de la popularización del Hatha Yoga y de ganar millones de seguidores.

Conecta con la sabiduría del yoga, sabiendo que hay un estilo para ti y que elijas el camino que elijas todo llevan a lo mismo, a adentrarte con tu ser y conectar con tu esencia, para vivir una vida plena de amor y armonía.

Deja un comentario