2 results found for: enraizarse

¿Cómo crear un buen enraizamiento en tu práctica de yoga?

« Si las raíces no son profundas, el árbol no podrá soportar el clima ». Esta cita de Yogui Bhajan explica muy bien el concepto de enraizamiento en el yoga. El hecho de conectarnos con la Tierra nos da la estabilidad necesaria para construir las posturas de yoga desde la firmeza y poder así manternerlas en el tiempo con facilidad disfrutando de ellas plenamente.
¿Qué significa el concepto del enraizamiento?

Enraizarse es equilibrar tu cuerpo en relación a la gravedad de la Tierra, es crear una base firme y segura para construir una postura. Observa que en cada postura, sea cual sea, hay una zona de tu cuerpo que tocará el suelo; esa es la raíz de la postura, donde se apoyará el peso de tu cuerpo y donde deberás mantener ese equilibrio con la fuerza de gravedad.

Este enraizamiento no es otra cosa que una toma de conciencia. El sentir – al estar en una postura de pie – como los pies están en contacto con el suelo; como repartes bien todo el peso de tu cuerpo sobre sus plantas para poder crear una postura fuerte y estable. Cuando tienes una base estable y fuerte, sobre ella, puedes crear “cualquier” postura sin miedo a caer.

Beneficios de tu práctica de Yoga sobre tus pies (o ¿Por qué practicamos sin calcetines?)

Hay mucha gente que no quiere quitarse los calcetines para la práctica. Pero los beneficios de practicar descalzos son muchos.

El contacto del pie con el suelo es muy importante y muy bueno para nuestro organismo, entre otras:
– Estimula la circulación sanguínea.
– Fortalece articulaciones de tobillos, rodillas y caderas.
– Es muy bueno para problemas de espalda.
– Relaja el sistema nervioso.
– Al tener más conciencia de la acción de repartir tu peso en la planta de los pies, mejorará tu postura y tu cuerpo en general. Lo que puede que te alivie alguna molestia que tenías en rodillas o espalda.


Ejercicios prácticos para sentir un buen enraízamiento

El enraizamiento es muy importante a la hora de crear las asanas. Es la fuerza, impulso y estabilidad necesarias para manternernos a nivel físico, energético y mental. YogaYe te propone una secuencia que puedes probar en casa.

MEDITACIÓN: aterriza aquí y ahora
Visualización : echa raíces desde los isquiones

CALENTAMIENTO de cada articulación empezando por un masaje en los pies

SALUDOS AL SOL

POSTURAS DE PIE 
Parivritta Utkatasana

I) Utthita Trikonasana
Reversed Trikonasana
Utthita Parvakonasana

II) Diosa : sobre los dedos de los pies y en torsión
Prasarita Padottanasana

III) Malasana
Vrikshasana (El Árbol)

POSTURAS SENTADAS
– Ardha Matsyendrasana
– Janu Sirsasana

INVERSIONES
– Setu Bandha Sarvangasana
– Halasana
– Vela y Halasana de nuevo

SAVASANA

MEDITACIÓN final: observa cómo están la respiración, el cuerpo y la mente.

Como siempre, lo esencial, aquello de lo que realmente estamos hablando, es de nuestro enraizamiento personal, de nuestra estabilidad en la vida, firme y segura, a la vez que flexible. De eso se trata, de sacar el yoga del marco de una clase para llevarlo a la vida diaria, para aplicarlo en el día a día. El alineamiento de la postura, el enraizamiento, es una metáfora de tu vida, de ti ante el universo.

¡Namaste!

Utthita Hasta Padangusthasana – Postura del canguro extendida

Significado: Utthita = extendida , Hasta = mano, Pada = pie, Hangusta = dedo gordo, “Postura extendida de la mano hasta el dedo gordo del pie”. También conocida como la postura del canguro extendido.

Esta postura de equilibrio nos ayuda a tomar conciencia de nuestro cuerpo, sintiendo la gravedad que nuestro peso ejerce sobre la Tierra y desarrollando el sentido del equilibrio y de los movimientos originados en el centro del cuerpo.

Beneficios

  • Fortalece las piernas y los tobillos.
  • Estira la parte posterior de las piernas.
  • Aumenta la movilidad y mejora el sentido del equilibrio.
  • Trabaja sobre la fuerza de la musculatura de la pierna y sobre la zona abdominal.
  • Aporta estabilidad y serenidad.
  • Reduce la grasa en los glúteos, muslos y en la parte baja del vientre.
  • Es especialmente útil para las personas que trabajan de pie. Esta postura aumenta la circulación sanguínea en las extremidades inferiores y en el área pélvica.
  • Alivia dolores de espalda, ciática y dolores menstruales.

Contraindicaciones

  • No es recomendable practicar esta postura si tienes lesiones o problemas de columna crónicos o lesiones de tobillos.
  • Evitar si existe presión alta o dolores de cabeza.

La Asana paso a paso

  1. Comienza de pie en Tadasana. Mira hacia delante y fija la vista en un punto. Respira profundamente y centra la mente.
  2. Inspira, coloca la mano izquierda en la cintura y asienta la pierna izquierda. Levanta la pierna derecha y agarra bien el dedo gordo del pie derecho con los dedos índice, corazón y pulgar de la mano derecha. Levanta la pierna hasta donde puedas. Manteniendo firmemente sujeto el dedo del pie rodeándolo con los dedos, quédate de pie con el izquierdo firmemente asentado en el suelo. Endereza las piernas y aplica los bhandas para mantener el equilibrio. Abre el pecho y alarga la columna vertebral. Mira al dedo gordo del pie.
  3. Aguanta 20 segundos. Repite la postura con la otra pierna.

Nuestra bloguera practica esta asana sobre la YogaYe Pro Mat.
Encontrarás esta esterilla en la web de YogaYe o en una de sus tiendas físicas.

 

Variantes para principiantes:

  1. Dedica unos instantes a conectar con tu respiración y a entrar en ese espacio interior de calma y serenidad.
  2. Inspira, coloca la mano izquierda en la cintura y levanta la pierna derecha. Agarra tu rodilla y mantenla pegada a tu cuerpo, realiza 5 respiraciones.
  3. Repite la postura con la otra pierna.

En Utthita hasta Padangusthasana los tendones de las corvas y los muslos de la parte posterior de los muslos se estiran intensamente, inicialmente utilice el apoyo de una pared o silla y levante tan solo hasta tener la pierna que se eleva horizontalmente.

Conforme consiga realizar los ajuste y aumentar la elasticidad vaya subiendo poco a poco la pierna a más altura de forma gradual. En la postura final se apoya la cabeza sobre la rodilla de la pierna elevada.

Utthita hasta Padangusthasana es similar a Supta Padangusthasana pero al hacerse de pie la columna tiene una mayor libertad de movimiento.

¿Probamos?